Consejos y Noticias

 
 
 

Ya tienes a tu bebé en brazos y empiezas con las primeras tareas de mamá, entre las que está el baño. Es importante que tengas claro que éste debe ser un momento de placer para tu pequeño, en el que puedes estar en contacto con él mientras disfruta del agua cálida y relajante.

Es importante que tengas todo preparado, hay varias cosas que necesitarás:

Bañera plegable: sus paredes blandas impiden cualquier golpe para el bebé. Es conveniente mantenerla impecablemente limpia con productos no tóxicos. Algunas son de plástico resistente y para comodidad del bebé venden unas esponjas adaptables a la forma de la bañera y al bebé, son ideales para proporcionar seguridad, antiresbalantes y traen una esponja más pequeña para aplicar el jabón.

Esponjas naturales: que sean muy suaves para la delicada piel de tu bebé.

Termómetro sumergible: un termómetro sumergible te ayudará a determinar la temperatura ideal del agua (entre 34-37 grados C). Algunas bañeras traen incorporado el termómetro de colores en su interior para advertir a la madre la temperatura del agua. Y una cubierta plástica suave (de gomaespuma) ideales para colocar encima al bebé y secarlo con más seguridad.

Toallas de algodón: utiliza una grande para secar el cuerpito y otra más chica para la cabecita y las partes más sensibles de su piel. Ambas deben ser de algodón muy suave y absorbente. Al terminar el baño puedes colocarle una toalla capuchón que lo protegerá de las corrientes de aire.

Juguetes de goma: no deben tener bordes afilados ni partes que puedan desprenderse para que tu bebé juegue si peligro.

Jabones y champús: deben ser neutros y poco perfumados para no provocar reacciones alérgicas.

Perfumes: no se recomiendan durante los primeros meses por su contenido en alcohol, salvo que sean especialmente fabricados para bebés (hipolergénicos).
 
Precauciones
1. La temperatura ambiente debe ser de 22 a 25 grados C, evita las corrientes de aire.
2. El lugar del baño debe tener condiciones de higiene óptimas.
3. Evita que todo lo que uses tenga bordes cortantes o metálicos.
 
Al bañar a tu bebé
La carita debe ser lavada con una toalla, evita que el agua corra por su rostro para que no entre en su boca o  fosas nasales.

Sostén al bebé con el brazo, de manera que la cara interna del codo sostenga su cabeza y tus manos lleguen a tocar sus nalgas. Con la otra mano, lávale la cabeza con una cantidad mínima de champú.

Puedes poner un poco del champú en una toalla húmeda para que no sea directo sobre su piel.

Una vez lavada la cabeza, enjabona su cuerpo. Comienza por el cuello y continúa por el pecho, la pancita, los brazos, la colita y las piernas. Luego puedes darle vuelta y lavarle la espalda.

No dejes de sonreírle y hablarle mientras le bañas.

Cuando esté totalmente limpio y sin jabón, levanta al bebé con suavidad y arrópalo con una toalla.

Sécalo bien, y envuélvele para darle calor.

 ¿Por qué llora tanto mientras le baño?
El bebé llora porque su ropa no está sobre su cuerpo, esta ligera pérdida de presión o peso sobre su piel hace que se sienta inseguro, por lo mismo mientras que le bañas, procura ponerle la toalla húmeda con que le estás bañando sobre su pancita y brazos para que no deje de sentir el peso y así no se sienta tan inseguro.